La leche de la muerte, Marguerite Yourcenar

Y, como dato relevante, el castellano cede, cada vez más, ante el inglés como principal lengua de expresión en el rock español durante los primeros setenta. A despecho de la ideología reaccionaria y autoritaria del régimen, la nueva moda se impone hasta el punto de condicionar casi cada manifestación cultural, social y estética del país durante esos años. De hecho, Barrabás fue la única banda española que tuvo proyección internacional durante los setenta y el único caso en el que se cumplieron las expectativas de «exportación» que el rock nacional abrigaba a finales de los sesenta. En cuanto a Galicia, hay que mencionar a bandas como Los Tamara y, sobre todo, al solista Andrés do Barro, que interpretan sus canciones en lengua gallega y -en el caso del último- alcanzan notable éxito en toda España. Blues rock (que, junto al soul, alumbró una interesantísima escena española entre 1967 y 1971), el Acid rock y, sobre todo, la Psicodelia. Pero, afortunadamente, eso empezó a cambiar a partir de 1973. Aparecieron nuevas bandas que estaban dispuestas a aprovechar la experiencia progresiva, asimilando las nuevas corrientes internacionales y llenando el hueco que se había creado en la escena nacional.

Suck Electrònic Enciclopèdic, Macromassa o Perucho’s que alumbran, paralelamente, una escena experimental y arty, más relacionada con la música electrónica y emparentada con lo que en países como Alemania se estaba haciendo en ese momento a través del kraut rock. Esta nueva hornada de grupos trae consigo las últimas tendencias del rock que en ese momento nacían en Gran Bretaña y Estados Unidos. 70, e incluso en las décadas posteriores (años 80 y 90) surgieron grupos que, de alguna forma, recuperaron el mismo espíritu chocarrero, mordaz y paródico aplicado al rock. Hablamos de grupos como Fórmula V, Los Diablos, etc, a los que se unen (en una triste evolución hacia la comercialidad menos exigente) supervivientes de la generación anterior, como Los Mitos, Los Jóvenes, Los Beta y otros. Corriendo hacia Iron Man, Loki fue salvado por Thor quien defendió sus propias razones para traer de vuelta al embaucador. Sea por una u otra razón, lo cierto es que hacia 1973 el «underground» se había agotado y, tras su paso, la situación del rock español había cambiado radicalmente con respecto a finales de los sesenta.

Los Mustang, por su parte, se dedican casi exclusivamente a versionear en español los éxitos de The Beatles y de otras bandas y a practicar un Beat más aséptico y comercial. Por otra parte, algunas de estas nuevas bandas dejan de cantar exclusivamente en castellano (como habían hecho sus inmediatos antecesores) para hacerlo, cada vez más, en inglés o, sobre todo, para simultanear ambos idiomas. Surgen entonces figuras como Gualberto o Lole y Manuel y, sobre todo, bandas como Goma, Imán, Cai, Azahar, Guadalquivir, Alameda o, un poco más tarde, Tabletom y Medina Azahara. Con el uso del inglés se intenta acceder al mercado internacional (europeo y, sobre todo, anglosajón). Una en castellano para el mercado interno español y otra en inglés para el resto del mundo. Es, literalmente, la Primera Edad Dorada del Rock Español. Surgen, entonces, algunas de las más grandes bandas de la historia de la música rock española. Los Salvajes aúnan el estilo de unos Rolling Stones a la española con la agresividad de los primeros The Who.

Ruby y Spears, tanto en lo referente a la interacción entre los personajes como a sus características y peculiaridades, estilo que seguirían todos los guionistas de las siguientes reencarnaciones, cuando no estaban presentes los creadores originales. Sin embargo, al final de la serie, al eliminar a los últimos zombis que quedaban, dice que, «No, sabes que? Mi nombre es Machine Man y he salvado este jodido mundo!» aceptando su nombre que ha pasado tanto tiempo negando. El gobernador de Illinois ordena a Loomis que abandone Haddonfield para no crear pánico. Las nuevas bandas (que cantan exclusivamente en castellano) tienen un éxito apabullante. Por toda España (desde las grandes ciudades hasta los pueblos pequeños) surgen miles de nuevas bandas influidas por esos sonidos. De hecho, en su número 17, de octubre de 1965, disfraces de halloween la revista «Fonorama» publicó una lista de más de 900 conjuntos de rock distribuidos por todas las ciudades (y algunos pueblos) del país. Fue la evolución seguida por la propia escena, la “resaca progresiva”, la que había provocado el divorcio entre el rock español y su público. Smash, una de las formaciones más originales, influyentes y peculiares de toda la historia del rock español (que combinaron hábilmente el prog, el blues rock, la tardo-psicodelia, la fusión flamenca y hasta el Hard rock).

Aquí hay más información sobre Disfraces baratos eche un vistazo a nuestra página web.